Albergo a ore

( Canta: Milva )

 Probablemente hay algunos errores de traducción, perdóname. Sugerir corrección

Originale


Io lavoro al bar
di un albergo a ore,
porto su i caffè
a chi fa l'amore.

Vanno su e giù
coppie tutte uguali,
non le vedo più
manco con gli occhiali.

Ma sono rimasta li come un cretino
vedendo quei due arrivare un mattino.
Puliti, educati, sembravano finti,
sembravano proprio due santi dipinti.

M' han chiesto una stanza,
gli ho fatto vedere
la meno schifosa,
la numero tre.

E ho messo nel letto lenzuoli più nuovi
e come San Pietro, gli ho dato le chiavi,
gli ho dato le chiavi di quel paradiso
e ho chiuso la porta, sul loro sorriso.

Io lavoro al bar
di un albergo a ore,
porto su i caffè
a chi fa l'amore.

Vanno su e giù
coppie tutte uguali,
non le vedo più
manco con gli occhiali.

Ma sono rimasta li come un cretino
aprendo la porta in quel grigio mattino,
se n'erano andati, in silenzio perfetto,
lasciando soltanto i due corpi nel letto.

Lo so che non c'entro,
però non è giusto,
morire a vent'anni e poi,
proprio qui.

Me li hanno incartati nei bianchi lenzuoli
e l'ultimo viaggio l'han fatto da soli,
né fiori né gente, soltanto un furgone,
ma li dove vanno, staranno benone.

Io lavoro al bar
di un albergo a ore,
portò su i caffè
a chi fa l'amore.

Io sarò fissata,
ma chissà perché,
non mi va di dare
la chiave del tre.

Traducción


Yo trabajo en el bar
de un hotel de amor,
puerto el café
quien hace el amor.

Ellos suben y bajan
parejas de todos iguales,
no los veo más
ni siquiera con gafas.

Pero yo estaba allí como un idiota
ver esos dos llegar una mañana.
Limpio, cortés, parecían fingidos,
parecían aún dos santos pintados.

Me pidieron una habitación,
le mostré
lo menos repugnante,
el número tres.

Y lo pongo en la cama las sábanas más nuevas
y como San Pedro, le di las llaves,
le di las llaves de ese paraíso
y yo cerré la puerta en su sonrisa.

Yo trabajo en el bar
de un hotel de amor,
puerto el café
quien hace el amor.

Ellos suben y bajan
parejas de todos iguales,
no los veo más
ni siquiera con gafas.

Pero yo estaba allí como un idiota
abriendo la puerta aquella mañana gris,
elos se habían ido, en perfecto silencio,
dejando sólo los dos cuerpos en la cama.

Yo sabía que tenía nada que hacer,
pero no es justo,
morir hace veinte años y además,
justo aquí.

Los involucraron en sábanas blancas
y el último viaje han hecho solo,
ni flores ni personas, sólo una camioneta,
pero a dónde van, van a estar bien.

Yo trabajo en el bar
de un hotel de amor,
puerto el café
quien hace el amor.

Será una mi obstinación,
pero por alguna razón,
yo no voy a dar
la clave de lo tres.

* Número de validación incorrecto! Por favor, introduzca 7

     
 

Musica Italiana Copyright 2006-2017 "Pino Ulivi". Diseño, contenido y publicación da parte de "Leo Caracciolo"

Las canciones en italiano son de sus respectivos autores.